The missing masterpiece

Los Escape Rooms ganan terreno en las metodologías educativas debido a su carácter lúdico, que facilita la interiorización de conocimientos de una forma más divertida. Este modelo de juego consigue motivar a los alumnos, desarrollando un mayor compromiso de las personas, e incentivando el ánimo de superación.

Uno de los objetivos  del escape room es fomentar las habilidades de comunicación, para ello, los jugadores deben cooperar e informarse unos a otros.

Es muy importante crear un punto de entrada que dé el pistoletazo de salida a la actividad. En él deberemos explicar el misterio a resolver y todo ello nos servirá para motivar a nuestros alumnos e involucrarlos en la aventura que están a punto de comenzar. Puedes hacerlo enviándoles un mail el día anterior, proyectando un vídeo en clase con la temática de la dinámica o cualquier cosa que consiga llamar su atención.

Debe haber un hilo conductor de la actividad. Esto hace que sea más fácil que los niños se integren en la actividad.

Por ejemplo, en mi caso, debían encontrar una obra robada en el museo del Prado: Las Meninas

Creé este vídeo que inició la actividad:

En los juegos de Escape Room se hacen pequeños grupos de 3 a 6 personas, así que hacer la actividad con 26 alumnos era misión imposible. Dividí a la clase en tres grupos. Así que organicé tres rutas distintas: equipo rojo, equipo verde y equipo azul.

Cada equipo tenía una ‘Carpeta de detective’. Esta carpeta incluía:

  • Normas del juego
  • Vale por una pista
  • Descodificador de mensajes secretos. (Celofán rojo)
  • Lápiz
  • Un sobre con la primera pista que daba inicio al juego

El aula se ambientó de manera que parecía un auténtico museo. Las obras colgadas en las paredes tenían un carmelita sobre su autor y en qué museo se encuentra. Estos datos daban pistas a los alumnos para resolver los misterios y enigmas que surgían en la actividad.

El objetivo final era rehacer el cuadro de Las Meninas que había sido robado del museo del Prado. Cada equipo iba encontrando piezas de puzzle en cofres, cajas, detrás de los cuadros, debajo de las mesas, etc… Entre todos los alumnos de la clase debían realizar el puzzle para poder ganar el juego.

Si realizais la actividad en inglés es importante que se familiaricen  con el vocabulario. Antes de empezar, deben de aprender algunas palabras:

Os dejo un vídeo resumen de la actividad. ¡La opinión de los alumnos es lo mejor del vídeo!

Os animo a poner en práctica esta actividad, que a pesar de que os va a llevar un buen quebradero de cabeza, ¡os va a encantar!

¡Ánimo!

 

6 Comments

Filed under Sin categoría

6 Responses to The missing masterpiece

  1. LUCIA BAGUENA BERNE

    ¡Magnífica actividad! Estaría interesada, si fuera posible, en conocer las distintas pruebas. Soy maestra de inglés de primaria y me gustaría poner en práctica esta actividad en el aula e incluirla en mi programación para las próximas oposiciones.
    Gracias por compartir tan magnífico trabajo y contagiarnos de esfuerzo e ilusión.
    Saludos,
    Lucía

  2. Sandra

    Me encanta la actividad, ¿que edad tenia los alumnos que la realizaron? No se si es viable hacerla con niños de 4º de primaria. Gracias.

  3. Claudia Velázquez

    Me gustó muchísimo esta actividad, soy maestra de inglés y esta actividad es el ejercicio perfecto para poder usar las WH questions. Da la posibilidad de usar vocabulario complejo, y de aprender de arte que tal vez en mi país (México), no es de los temas preferidos para usarse en clase. Estoy por comenzar en ciclo escolar y ya mi cabeza está planeando en que parte del curso incluiré esta actividad.
    Saludos Clau.

  4. Elisabet Fernandez Salado

    Me ha encantado la actividad y es una buenísima idea de cara a la programación tanto de oposiciones como del aula. ¿Dónde podemos conseguir los materiales y las actividades explicadas paso por paso para llevarlas a cabo en el cole?

    • Takethepen

      Hola Elisabeth. Yo realicé tres circuitos en clase porque con 27 alumnos en el aula es complicado. Así que hice 3 rutas diferentes de Escape Room. Algunas pruebas eran las mismas aunque cambiado de orden.
      Utilicé muchas láminas que saqué de internet, de cuadros importantes. La mayoría del Museo del Prado, donde está basado el Escape Room.
      En cuanto a los materiales, me fui a los chinos de mi barrio y cargué con un montón de cuencos de cristal para cerrarlos con candados, candados de diferentes clases (llave, numéricos…), carpetas con material para el equipo… También compré slime para esconder alguna llave dentro, bolitas de corcho para despistar, arena.. En fin todo lo que os ocurra para despistar y que tengan que buscar alguna pista o llave en alguna caja o en los cuencos de cristal.
      Escondí pistas detrás de los cuadros, bajo las mesas, bajo las sillas… Cada pista iba con un gomet de un color, ya que habían tres rutas (distinguidas con tres colores) y no quería que los equipos cogieran pistas que no eran suyas.
      Espero haberte ayudado 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *